viernes, 7 de abril de 2017

¡Adicto murió en un centro de rehabilitación en Aguascalientes!

AGUASCALIENTES, AGS.- Un joven que tenía problemas de adicción y que se encontraba internado en un anexo en la comunidad Norias de Ojocaliente, falleció luego de haberse sentido mal.
El personal del centro de rehabilitación, en un intento por ayudarlo, lo trasladó al Centro de Salud de dicha población, pero ya nada se pudo hacer por él.
El ahora occiso fue identificado como Luis Antonio Avalos Alcántar, contaba con 23 años de edad y vivió en la calle Unidad del fraccionamiento Solidaridad I.

De acuerdo a las primeras investigaciones de las autoridades, este joven era adicto a las drogas, motivo por el que su familia decidió internarlo en el anexo "Filadelfia", ubicado en la referida comunidad Norias de Ojocaliente, con la intención de que lo ayudaran a superar sus problemas.
Al parecer, Luis Antonio ya tenía algunos días internado en dicho lugar, pero durante el jueves 6 de abril, alrededor de las once y media de la mañana, le comentó a algunos trabajadores que se sentía mal.
Los encargados del centro de rehabilitación comprobaron que el adicto efectivamente se veía en malas condiciones, razón por la que optaron por trasladarlo al Centro de Salud de la misma población.
No obstante, cuando el personal médico que se hallaba de guardia en el lugar lo recibió para revisarlo, constató que ya había dejado de existir, por lo que dio aviso a las autoridades.
Al sitio se trasladaron oficiales de la Policía Preventiva a bordo de dos patrullas, siendo enterados que el joven fallecido era un interno de un centro de rehabilitación y que se había sentido mal.
La madre de Luis Antonio, Carmela Alcántar Martínez, fue notificada que su hijo había sido llevado al Centro de Salud de Norias de Ojocaliente ya que había manifestado malestares, por lo que se trasladó a ese punto y a su arribo fue enterada que había muerto.
Poco después, al mismo lugar arribaron elementos de la Dirección de Investigación Pericial para tomar cartas en el asunto, determinando que el joven adicto había perecido por causas naturales y que no era necesario trasladarlo al Servicio Médico Forense ni practicarle la autopsia.
Personal de una funeraria retiró el cadáver para luego ser entregado a sus familiares.

No hay comentarios :

Publicar un comentario