sábado, 25 de marzo de 2017

¡Detuvieron al que asesinó a un joven y metió su cuerpo en una caja de plástico en Aguascalientes!

AGUASCALIENTES, AGS.- Personal de la Fiscalía General del Estado ya habría resuelto el homicidio del joven encontrado dentro de una caja de plástico en la comunidad Los Pocitos, en Jesús María, al detener al probable responsable del mismo y que resultó ser un compañero de trabajo de la víctima mortal.
Al parecer, hubo un problema entre ambos, por lo que el ahora detenido lo asesinó de un golpe en la cabeza que le propinó con un bat de beisbol para luego deshacerse del cadáver en la citada caja de plástico.



Hasta el momento se desconoce la identidad del arrestado, pero se sabe que tiene su domicilio en el municipio de Jesús María.

La víctima resultó ser Erick Armas Ibarra, de 21 años de edad y vecino de la colonia Gremial, a quien conocían como "La Ardilla".
Ambos trabajaban en un negocio de venta de alitas para comer, ubicado cerca del Monumento a Benito Juárez, en Las Américas.
Aunque la Fiscalía no ha dado a conocer ninguna información al respecto, se sabe, de acuerdo al avance en las indagatorias, que Erick tuvo un problema con un compañero de trabajo, aunque no trascendió el motivo.
El caso es que llegaron a los golpes y Erick salió vencedor de la pelea, que tuvo lugar la tarde del sábado 18 de marzo.
Al día siguiente, domingo 19, el ahora detenido le habló a Erick y le dijo que quería verlo para arreglar el problema, por lo que éste aceptó ir a su domicilio en Jesús María.
El joven salió de su casa a bordo de su automóvil Volkswagen Jetta, en color gris oscuro y con placas de circulación AFD-71-59, pero ya no regresó, pese a lo cual sus familiares no reportaron su desaparición.
Desde entonces ya no se supo nada de él hasta que fue encontrado asesinado el miércoles 22, al filo del mediodía, en un extenso lote baldío ubicado a unos metros de la avenida Eugenio Garza Sada, casi esquina con la avenida Arroyo El Molino, a espaldas del Jardín de Niños "Mundara" y cerca del Tecnológico del Monterrey, en Los Pocitos, J.M.
Trascendió que cuando Erick llegó con su compañero de trabajo, éste lo golpeó fuertemente por la espalda en la parte posterior de la cabeza con un bat de beisbol, provocándole así la muerte.

Enseguida, metió el cuerpo en una caja de plástico en color negro con tapa amarilla y lo fue a tirar al predio mencionado.
Se supo que la caja de plástico que utilizó para meter el cuerpo de Erick, es en las que en el negocio donde laboraban reciben el producto que comercializan (pollos refrigerados).
El miércoles mencionado, dos adolescentes de entre 14 y 15 años de edad cruzaron por dicho lote cuando de pronto observaron la caja que les llamó la atención.
Al considerar que podían quedarse con dicha caja, se aproximaron a ella para ver qué contenía, por lo que al quitarle la tapa observaron una bolsa de plástico en color negro que cubría lo que parecía ser una sudadera café con cierre.
Los muchachos pretendieron sacarla de la caja pero dejaron al descubierto la pierna de una persona, apreciándole un tatuaje de un dibujo a colores y el apellido "ARMAS".
Los adolescentes se asustaron ya que creyeron que la caja contenía el cuerpo descuartizado de una persona, por lo que se alejaron y se dirigieron a una obra en construcción, donde a los albañiles les comentaron lo que habían descubierto.
Los alarifes se trasladaron hasta el lugar señalado por los testigos y confirmaron la presencia de la caja, por lo que llamaron al servicio de emergencias 911 para dar parte.

Momentos después, hicieron acto de presencia policías municipales de Jesús María y estatales, que acordonaron la zona para cuidar el escenario de los hechos.
Posteriormente llegaron agentes de la Comisaría de la Policía Ministerial y elementos de la Dirección de Investigación Pericial para iniciar las diligencias correspondientes, las cuales les llevaron, por lo menos, tres horas.
La caja con el cuerpo fue trasladada al Servicio Médico Forense, donde fue extraído y se confirmó que no estaba descuartizado.
El cadáver estaba en posición fetal dentro de dicha caja de plástico.
En el transcurso de la tarde del mismo miércoles, el joven asesinado fue identificado plenamente por sus familiares.
Acudieron al edificio de la Comisaría de la Policía Ministerial para reportar a Erick como desaparecido ya que desde el domingo 19 no volvió a su domicilio ni encontraban su VW Jetta.
Los parientes del joven fueron enterados que horas antes habían encontrado el cuerpo de una persona dentro de una caja de plástico en un lote baldío en Los Pocitos, por lo que les mostraron una fotografía de la víctima y lo reconocieron, manifestando que desconocían quién o quiénes lo asesinaron y las razones por las que lo hicieron.
Sin embargo, al ahondar en las indagatorias, los agentes ministeriales lograron conocer que Erick había tenido un problema con uno de sus compañeros de trabajo y que éste fue el que lo mató, por lo que lo localizaron y arrestaron en Jesús María.

Al parecer, el detenido habría aceptado que lo asesinó de un golpe en la cabeza con el bat de beisbol y que luego se deshizo del cadáver en la caja de plástico, por lo que quedó recluido en las celdas de la Policía Ministerial.

No hay comentarios :

Publicar un comentario