jueves, 15 de septiembre de 2011

ACCIÓN NACIONAL CELEBRA SU 72 ANIVERSARIO

Acción Nacional nació como una auténtica opción innovadora. Fue justo ahí donde los fundadores impulsaron al humanismo como eje de la acción política. Hace más de siete décadas nos constituimos como partido político, aún cuando no existían las condiciones para serlo.

Fueron muchos los años de persecución y de atropellos que vivieron nuestros fundadores y los panistas de la primera hora.

Al creer en la fuerza cívica y pacífica de ciudadanos,  el PAN marcó la historia moderna de este país y se constituyó como el primer y el único partido democrático en México.

Este aniversario sirve como un reconocimiento a la lucha de todos esos hombres y mujeres que de manera desinteresada, predicaron nuestra doctrina y caminaron por los desiertos ideológicos, desiertos  generados por la dictadura de los señores feudales de esa época.

Agradecemos y portamos orgullosos el legado de Gómez Morin, González Luna y Preciado Hernández; de Landerreche, Herrera y Lasso, y Christlieb Ibarrola; de Calderón Vega, Luis H. Álvarez, Castillo Peraza y muchos, muchos otros héroes cívicos que han construido la institucionalidad democrática que aspiramos a consolidar en nuestro país.

Si el México del Siglo XX no se entiende sin la aportación democrática y humanista de Acción Nacional, el  México del Siglo XXI no podrá entenderse sin la tarea transformadora y corresponsable del PAN, ahora desde el gobierno.

Con persistencia y consecuencia, fuimos oposición tenaz y al mismo tiempo oposición constructiva. Hemos demostrado, con nuestros gobiernos municipales, estatales y federales, que sí es posible pasar de los buenos propósitos a las acciones que transforman.

Después de 64 años de gobiernos municipales y de 22 años de gobiernos estatales, podemos afirmar con orgullo que hemos transformado las realidades locales y regionales de nuestro México.

Después de 11 años de gobiernos federales, podemos decir también con orgullo que bajo el mando de nuestros Presidentes Calderón y Fox, hemos transformado la realidad nacional de nuestra patria nuestra.

En lo político, hemos acentuado la transición democrática del país hasta un punto irreversible:

La transparencia y el acceso a la información pública gubernamental llegaron de la mano de los gobiernos del PAN, y llegaron para quedarse.

Las libertades de expresión y de prensa son hoy realidades palmarias e innegables.

En lo económico, los gobiernos del PAN han mejorado sustancialmente el ingreso y la calidad de vida de los mexicanos:

Finalmente, los gobiernos del PAN han cuidado la paridad peso-dólar casi cinco veces más que los gobiernos del PRI.

El PAN ha pasado de ser oposición responsable a gobierno transformador. Ése es nuestro legado para el Siglo XXI.