lunes, 15 de mayo de 2017

¡Se suicidó el papá del niño que también se quitó la vida en Aguascalientes!

AGUASCALIENTES, AGS.- El papá del niño de 11 años de edad que se suicidó en el baño de su casa debido a que era adicto a las drogas, también decidió escapar por la puerta falsa, al parecer al no soportar la muerte de su vástago.

Tras la muerte del menor trascendió que su progenitor lo incitaba a drogarse y le daba los enervantes para que se intoxicara con él, tras el abandono de su madre.

Aparentemente, los cargos de conciencia fueron demasiado para el individuo, que prefirió acabar con su vida en la misma finca en que lo hizo su hijo.

El suicida fue identificado como Jorge Alejandro Márquez Montoya, que contaba con 42 años de edad y vivió en la calle Oceanía de la colonia Buenos Aires.

La tragedia familiar comenzó a escribirse luego de que la esposa de Jorge Alejandro decidió abandonarlo, presumiéndose que se fue a vivir con otro hombre, dejando a sus hijos al cuidado de su marido.

No obstante, el padre de familia, adicto a las drogas, comenzó a pervertir a su hijo de 11 años ya que le daba sustancias tóxicas para que las consumiera.

Se dijo que, incluso, padre e hijo se drogaban juntos, de lo cual se dieron cuenta los vecinos, pero nadie dio parte a las autoridades.

El viernes 28 de abril, el niño decidió matarse y lo hizo ahorcándose en el cuarto de baño del domicilio al colgarse del tubo de la regadera.

Una mujer que habitaba en la misma casa lo encontró y avisó a Jorge Alejandro, que lo descolgó y luego pidieron ayuda a las autoridades, pero al arribar confirmaron que el menor ya había muerto.

A causa de lo anterior, Jorge Alejandro no pudo superar la muerte de su hijo y el sábado 13 de mayo decidió también suicidarse.

En su caso, se ahorcó en un cuarto de un tejaban localizado en la azotea de la vivienda, con un lazo que amarró a una escalera.

Faltaban cinco minutos para las cinco de la tarde cuando fue descubierto por una persona, que lo descolgó y acostó en el suelo, a un lado de la cama, pero al ver que no reaccionaba solicitó ayuda al servicio de emergencias 911.

Policías municipales se trasladaron al domicilio al igual que paramédicos del ISSEA, que lo revisaron y confirmaron su muerte.

El lugar fue acordonado hasta que arribaron agentes de la Comisaría de la Policía Ministerial y elementos de la Dirección de Investigación Pericial, que realizaron las diligencias correspondientes y trasladaron el cuerpo del suicida al Servicio Médico Forense.

No hay comentarios :

Publicar un comentario