lunes, 17 de abril de 2017

¡Joven desaparecido fue asesinado a golpes y enterrado en un predio en Aguascalientes!

AGUASCALIENTES, AGS.- Un joven que se encontraba desaparecido desde el pasado mes de marzo fue encontrado enterrado en una fosa clandestina en un predio en la comunidad de Calvillito, al oriente de la ciudad, estableciéndose que fue asesinado a golpes.
Un hombre alcoholizado enteró al progenitor del extraviado dónde se hallaba, por lo que éste fue a buscarlo y efectivamente lo halló sepultado, por lo que dio aviso a las autoridades.
Agentes de la Comisaría de la Policía Ministerial buscaban afanosamente a dicho individuo para que explicara cómo sabía dónde estaba enterrado el joven desaparecido y determinar si estaba implicado o no en el asesinato.
El occiso fue identificado como Luis Fernando Gutiérrez Ortiz, de 25 años de edad y que vivió en la citada población de Calvillito.




Este joven salió de su casa a temprana hora del lunes 6 de marzo del presente año para ir a trabajar pero ya no regresó, por lo que no se volvieron a tener noticias suyas.

Ante su ausencia, sus familiares, a través de redes sociales, difundieron su fotografía para pedir el apoyo de la ciudadanía para su localización, proporcionando un número telefónico a fin de que se comunicaran si alguien tenía alguna razón de su paradero, pero no hubo resultados.
El viernes 14 de abril, por la tarde, el papá de Luis Fernando, Adolfo Gutiérrez Cruz, se encontró con un sujeto que se hallaba bajo los influjos de las bebidas embriagantes y con el que estuvo platicando.
Al parecer, dicho individuo es conocido como "Tacho".
Durante la plática, este sujeto le comentó que su hijo había sido asesinado y enterrado en un predio ubicado en la calle Aguascalientes, en el Barrio del Mercadito, en Calvillito, aunque no le dijo cómo sabía esto.
El sábado 15, alrededor de las nueve de la mañana, Adolfo decidió trasladarse a dicho predio para ver si era verdad lo que "Tacho" le había dicho.
Al llegar al predio, junto a una barda detectó tierra movida, por lo que comenzó a excavar y dejó al descubierto un tenis y una mano, por lo que se asustó y decidió llamar al servicio de emergencias 911 para reportar lo anterior.
Al sitio acudieron oficiales de las Policías Municipal y Estatal, que al verificar el hallazgo procedieron a acordonar la zona para cuidar el escenario de los hechos.
Poco después llegaron agentes de la Comisaría de la Policía Ministerial y elementos de la Dirección de Investigación Pericial, que comenzaron con las diligencias correspondientes.
Los peritos realizaron una excavación en la fosa clandestina, que tenía poca profundidad y descubrieron el cadáver del joven desaparecido, por lo que lo desenterraron y trasladaron al Servicio Médico Forense, donde se le practicó la autopsia y se confirmó que había sido muerto a golpes.

Los agentes investigadores entrevistaron al papá del fallecido, que les indicó que un ebrio fue el que le dijo dónde estaba enterrado, por lo que comenzaron a buscarlo para que explicara cómo sabía del homicidio de Luis Fernando y donde había sido sepultado y descartar que estuviera involucrado en los hechos.
Además, se investigaba el móvil del crimen.

No hay comentarios :

Publicar un comentario