miércoles, 12 de abril de 2017

¡Detuvieron a sujeto que secuestró a un hombre en Aguascalientes para despojarlo de un vehículo!

AGUASCALIENTES, AGS.- Agentes de la Policía Ministerial detuvieron a un sujeto sobre el que pesaba una orden de aprehensión por el delito de privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro exprés, ya que en el 2012 plagió a un individuo para despojarlo de una unidad de motor.
El arrestado dijo llamarse Julio César, que ya fue recluido en el CERESO Aguascalientes a disposición del juez penal que ordenó su captura y que habrá de resolver su situación legal.

La correspondiente denuncia en su contra fue interpuesta por el ofendido, identificado como Eduardo Isaac.
La Fiscalía General del Estado informó que los hechos ocurrieron el lunes 16 de enero del 2012.
Anteriormente, ambos involucrados llevaron a cabo una operación de compra-venta de un vehículo, pero no llegaron a un acuerdo sobre el monto del mismo.
Debido a tal situación, Julio César decidió privar de su libertad a Eduardo Isaac y lo hizo en complicidad con otros sujetos.
El día mencionado, el ofendido viajaba en la unidad de motor motivo de la discordia por calles del norte de la ciudad cuando de pronto fue interceptado por Julio César, que iba en otro vehículo, con el que le cerró el paso.
Los amigos del acusado bajaron a la fuerza a Eduardo Isaac del automotor y lo subieron al de Julio César, que enfiló hacia su casa en la colonia San Pablo.
Otro de los participantes abordó el vehículo del agraviado y lo llevó a este lugar.
Al llegar al domicilio del ahora detenido, Eduardo Isaac fue obligado a firmar un escrito, además de que le tomaron sus huellas dactilares y las estamparon en dicho documento, en el que cedía los derechos del vehículo en que había sido interceptado.
Durante tres horas, Julio César y sus cómplices lo mantuvieron privado de su libertad hasta que finalmente lo dejaron ir.
Los autores del ilícito le indicaron a Eduardo Isaac que tenía que ir por la factura del vehículo para que se las entregara, advirtiéndole que en caso de que no volviera con tal papel, procederían legalmente en su contra con el documento que había firmado y en el que estamparon sus huellas.
Una vez liberado, el ofendido tomó un taxi y se trasladó a la Policía Ministerial para denunciar los hechos ante el agente del Ministerio Público, señalando a Julio César como uno de los que lo plagiaron.
El AMP inició una averiguación previa y la turnó ante el juez, que giró la orden de aprehensión en su contra por privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro exprés.
Tal documento fue entregado a los agentes ministeriales, que finalmente le dieron cumplimiento al ubicar y detener a Julio César, que fue puesto tras las rejas para que responda por tal acusación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario