lunes, 27 de marzo de 2017

¡Policías y bomberos estatales auxiliaron a 2 paisanos deportados de Estados Unidos!

AGUASCALIENTES, AGS.- Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado apoyaron a dos paisanos que tras ser deportados de los Estados Unidos buscaban regresar con sus familias.
En el primer caso, en el 911 se recibió el reporte de que una persona se encontraba lesionada en las inmediaciones de la comunidad Los Arellano, por lo que policías estatales y paramédicos de la Cruz Roja se trasladaron al sitio, donde al arribar entrevistaron al ofendido, Crescenciano Fimbres, originario de Acámbaro, Guanajuato.



Les explicó que minutos antes, cuando estaba tratando de conseguir dinero para regresar a su casa, se había encontrado con varios sujetos, que le dieron una golpiza.
Una vez que lo revisaron los paramédicos, confirmaron que las lesiones que presentaba no ameritaban su traslado a un hospital, por lo que los uniformados volvieron a cuestionar al afectado sobre su presencia en la entidad, indicándoles que había decidido viajar a los Estados Unidos en busca de mejores opciones, pero fue detenido y deportado a la ciudad de Tijuana, donde decidió regresar a su casa, pero esto se convirtió en una odisea pues ya no tenía dinero.
Como pudo llegó a Aguascalientes, donde fue agredido, por lo que los oficiales decidieron abordarlo en la radiopatrulla y lo trasladaron a la Central Camionera, donde de su propio dinero pagaron el boleto del camión que le permitiera llegar a Acámbaro a reunirse con su familia.
En el segundo caso, tras 15 días de viaje en el que pretendía llegar a su ciudad de origen en el estado de Jalisco, un compatriota que fue deportado de los Estados Unidos recibió el apoyo de los elementos de Bomberos del Estado.
Los hechos se registraron cuando a la base ubicada en el Parque Industrial de San Francisco de los Romo llegó Rubén Rodríguez, quien cansado, adolorido y con su ropa sucia les pidió ayuda con algo de comida.
Los elementos lo pasaron al comedor de la base, donde le ofrecieron algo de comer y le preguntaron sobre lo que le había sucedido, platicándoles que había decidido pasar a los Estados Unidos para poder mejorar su situación económica.

Les dijo que llegó a Ciudad Juárez y de ahí se fue caminando hasta la ciudad de Denver, Colorado, donde comenzó a buscar trabajo, pero fue detenido por las autoridades norteamericanas, que lo deportaron a Ciudad Juárez, desde donde decidió regresar a su domicilio en Guadalajara, Jalisco.
Fueron cerca de 15 días los que demoró en llegar a Aguascalientes, pero fue detectado en San Francisco de los Romo por el personal de seguridad de Ferromex, que le indicaron que tenía que bajar del convoy.
Al terminar de comer, los elementos de Bomberos decidieron apoyarlo con el transporte a su ciudad de origen, a fin de que pudiera finalmente reunirse con su familia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario