lunes, 6 de marzo de 2017

¡Comerciante fue asesinado a golpes en Aguascalientes y su madre responsabiliza a policías estatales!

AGUASCALIENTES, AGS.- Un comerciante que tenía cuatro días desaparecido fue encontrado asesinado a golpes en la comunidad de Calvillito, al oriente de la ciudad.
Su mamá acusó directamente a oficiales de la Policía Estatal de estar detrás de su desaparición y muerte, pero la Secretaría de Seguridad Pública del Estado negó esta situación e indicó que los elementos ya acudieron a la Fiscalía General del Estado a rendir declaración para que se aclare lo que sucedió con la víctima.




El fallecido fue identificado como José Julián Nájera Pedroza, que contaba con 34 años de edad y vivió en la calle J. Guadalupe Nájera en el Barrio de la Escuela, en Calvillito.
Era dueño de una frutería ubicada en el fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción y se dedicaba a la compra-venta de semillas en distintos lugares de la República Mexicana.
Hacía tres semanas se separó de su esposa Sandra, con la que tenía algunos problemas.
Además, resultó con dos detenciones en el Estado de Puebla por el delito de fraude en el 2012 y 2015 y en esta ciudad con cinco arrestos por faltas administrativas, principalmente por riña y consumo de enervantes.
El comerciante desapareció de manera misteriosa desde el miércoles 1 de marzo.
Ese día se encontraba en su casa cuando alrededor de las diez de la noche recibió una llamada telefónica de parte de unos trabajadores suyos, que le informaron que los habían detenido en un retén instalado por la Policía Estatal sobre la carretera estatal 77, que comunica a Calvillito con el entronque a la comunidad El Duraznillo.
Sus empleados se dedicaban a transportar las semillas y granos que vendía en todo el país, por lo que se trasladó al citado retén para conocer el motivo por el que los habían detenido.
Esa fue la última vez que José Julián fue visto por su madre Alicia Pedroza Sánchez, debido a que ya no regresó a su casa.
Al no tener noticias de su hijo, Alicia comenzó a buscarlo pero no lo encontró, aunque logró contactar con los trabajadores de José Julián, que le aseguraban que éste había sido detenido por los policías estatales.
Al parecer, le explicaron que el comerciante llegó al retén y comenzó a discutir con los oficiales, que lo habrían golpeado y tirado al piso, donde lo esposaron para luego subirlo a una patrulla y llevárselo detenido.
Al conocer lo anterior, el jueves 2, alrededor de las cuatro de la tarde, Alicia se presentó en el edificio de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado para preguntar por su hijo, pero le informaron que ahí no se encontraba.
Al insistir en que policías estatales lo habían detenido la noche anterior en un retén y no había vuelto a su casa, habló con un alto mando de la corporación, que tomó conocimiento de su reporte y le aseguró que se investigaría el caso.
Dos horas después, a las seis de la tarde, fueron localizados nueve elementos que habrían instalado el retén en el lugar mencionado y los cuales señalaron a su jefe inmediato que cuando revisaban un vehículo en color blanco, llegó el comerciante con otras personas, pero negaron haberlo detenido.
Refirieron que pretendían revisar al hombre, pero que éste se puso agresivo y se echó a correr, por lo que no lo arrestaron.
A pesar de lo anterior, los policías estatales recibieron la orden de trasladarse a la Fiscalía General del Estado para que declararan sobre los hechos, debido a que la mamá del comerciante los acusaba de su desaparición.
La progenitora del comerciante también acudió a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y a la Policía Ministerial para preguntar por su hijo, pero le confirmaron que ahí no se encontraba detenido, por lo que decidió reportarlo como desaparecido.
La tarde del domingo 5, algunas personas vieron que los ocupantes de una camioneta Chevrolet, en color rojo, tiraban un bulto a un lado de la carretera estatal 77, a unos metros del entronque a la comunidad El Duraznillo, para luego darse a la fuga a toda velocidad.
Los testigos se aproximaron al sitio y confirmaron que el bulto era el cuerpo de una persona, por lo que dieron aviso al servicio de emergencias 911, provocando la movilización de policías preventivos, estatales y ministeriales, que al verificar la presencia del cadáver procedieron a acordonar la zona.
Alicia, mamá de José Julián, acudió al sitio e identificó al occiso como su hijo, acusando nuevamente a los policías estatales de su desaparición y muerte.
Trascendió que el comerciante presentaba golpes en diferentes partes del cuerpo, uno de ellos en la cabeza, que fue el que le causó la muerte.
Elementos de la Dirección de Investigación Pericial arribaron al lugar para realizar las diligencias correspondientes, entre ellas el levantamiento del cuerpo para su traslado al Servicio Médico Forense.
Una vez que se conoció el hallazgo del cuerpo del comerciante desaparecido, el titular de la SSPE, General Sergio Alberto Martínez Castuera, ordenó que los nueve elementos relacionados con el caso volvieran a presentarse a declarar en la Fiscalía General del Estado como una muestra de colaboración con las autoridades ministeriales para el esclarecimiento de los hechos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario