sábado, 25 de febrero de 2017

¡Pistoleros asaltaron una empresa de aluminio y construcciones en Aguascalientes!

JESÚS MARÍA, AGS.- A punta de pistola, cuatro sujetos consumaron un violento asalto en una empresa de aluminio y construcciones en Jesús María, donde sometieron a cinco empleados y los despojaron de dinero en efectivo y sus teléfonos celulares.
Inicialmente, los delincuentes pretendían asaltar a unos cuentahabientes que acababan de retirar 85 mil pesos en efectivo de un banco y a los cuales siguieron hasta la mencionada empresa, donde se les perdieron de vista y por lo cual terminaron atracando a los trabajadores para luego escapar a bordo de un automóvil.

Los hechos sucedieron el viernes 24 de febrero, minutos antes de las cinco de la tarde.
Unas personas acudieron a un banco al norte de la ciudad y retiraron los mencionados 85 mil pesos, tras de lo cual abordaron una camioneta, al parecer Nissan, y enfilaron hacia Jesús María, por lo que comenzaron a ser seguidos por los cuatro hampones, que iban en un auto color gris, al parecer un Nissan Sentra o un Chevrolet Aveo.
Los cuentahabientes, aparentemente, llegaron a la empresa "Aluminio y Construcciones Quezada", localizada en la avenida Alejandro de la Cruz de la colonia Solidaridad, en Jesús María, donde los asaltantes los perdieron de vista.
Tres de los hampones ingresaron al taller de la empresa, ubicado en la planta baja, donde se encontraban cuatro empleados, entre ellos Gustavo Roque, de 40 años; Roberto, de 32, e Iván, de 19, mientras que otro más, Ricardo Esparza Rico, de 37 años, se hallaba en el sanitario.

Al entrar, los sujetos fingieron ser clientes, ya que abordaron a uno de los trabajadores y le dijeron "...oye, queremos un presupuesto...", a lo que éste les contestó que ahí no los hacían, sino en la finca de al lado, donde se hallaban las oficinas.
Sin embargo, los sujetos sacaron a relucir armas de fuego y con ellas amenazaron a los cuatro empleados para luego conducirlos a la planta alta, donde anteriormente se hallaba una oficina.
Al salir del baño, Ricardo se topó con un tipo desconocido, el cual le preguntó qué hacía ahí, contestándole que estaba en el sanitario.
El individuo le cuestionó si había hablado a la policía, a lo que Ricardo le respondió que no y le preguntó por qué habría de hacerlo.
Entonces, el delincuente le exigió que le diera su teléfono celular, por lo que el trabajador le preguntó por qué se lo tenía que entregar, aunque como respuesta, aquel sacó un arma de fuego y lo amagó, decidiendo finalmente dárselo.
Después, lo subió a la planta alta y lo llevó a la oficina, donde se encontraban sus cuatro compañeros.
Los asaltantes les estuvieron preguntando por el dinero, a lo que los trabajadores les decían que ellos no tenían nada, por lo que comenzaron a golpearlos.

Los ladrones les insistían por los 85 mil pesos que unas personas acababan de sacar del banco, pero los empleados repetían que no sabían de lo que les hablaban.
Además, también les preguntaron por los ocupantes de una camioneta (los cuentahabientes), aunque la respuesta volvió a ser negativa.
Ante esto, los delincuentes se conformaron con quitarles a los cinco trabajadores el dinero que traían, alrededor de 4 mil pesos, y sus cinco teléfonos celulares, tras de lo cual los dejaron encerrados en lo que fue la oficina y finalmente se dieron a la fuga, abordando el coche gris en el que los había estado esperando su cómplice.
Instantes después, los ofendidos salieron del lugar y reportaron el asalto sufrido a las autoridades, por lo que elementos de las corporaciones policiacas tomaron cartas en el asunto, indicándoles que uno de los ladrones era gordo, chaparro y barbón y otro güero.

Los policías determinaron que los delincuentes pretendían asaltar a los cuentahabientes, ya que sabían la cantidad exacta del dinero que retiraron del banco, aunque no lo consiguieron debido a que se les perdieron en la empresa mencionada y por lo cual atracaron a los empleados.
De cualquier manera, organizaron un operativo para tratar de localizarlos, pero no tuvieron éxito.

No hay comentarios :

Publicar un comentario