HORIZONTAL_ADBOOTH

viernes, 12 de julio de 2013

El lastre en Nueva Alianza

EL CLARINETE/El Clarinetero

Aguascalientes, Ags.- En el análisis postelectoral el tema más candente es el voto diferenciado que superó el 25 por ciento en general y en algunos casos llegó al 50 por ciento. En la pasada elección federal del 2012 este fenómeno alcanzó el 18 por ciento.
Este es un buen asunto para ser desmenuzado por los especialistas y en el mismo nos enfocaremos en otra ocasión, porque quienes más lo sufrieron fueron los priístas o mejor dicho lo ejercieron.

La muestra es clara el PRI tendrá la mayoría simple en el Congreso del estado, luego de casi arrasar en los distritos de la capital, sin embargo no pudieron quedarse con la alcaldía capitalina que regresó a manos del PAN.
Por ahora nos iremos al tema del Partido Nueva Alianza, como se recordará previo a los amarres entre partidos que concluyeron con alianzas, el partido magisterial como también se le conoce al creado por la tristemente celebre maestra, Elba Esther Gordillo, mantuvo su fuerza aunque dejó a muchos inconformes.
Era conocido por muchos que se “vendían caro”, al pedir ya fuere al PRI o al PAN tres candidaturas a la alcaldía y hasta seis diputaciones, o por lo menos cinco.
Al final no se fraguó ninguna liga ni con azules ni con tricolores y se creía o se pronosticaba que vendría la debacle electorera para los neoaliancistas, no sucedió.
El ir solos demostró que siguen siendo una fuerza real en el panorama político de Aguascalientes, ganaron tres presidencias municipales y dos diputaciones
Es decir su balance no es nada malo sí se parte de esta situación, fueron competitivos en Tepezalá y en Rincón de los Romos y de no ser por la pésima elección de designar como candidato a Arturo Fernández Estrada  a la presidencia municipal de esta capital, seguramente sus números serían más favorables.
Arturo Fernández resultó ser todo un lastre que frenó el crecimiento de distritos con posibilidades de triunfo sobre todo en los distritos 9, 12, 14 y 15, que ya estaban bien trabajados y que muy probablemente con otro candidato habrían alcanzado el triunfo en uno o hasta en dos de esos distritos y en el peor de los casos meter un diputado más al Congreso al convertirse en el mejor perdedor por el porcentaje de votos acumulado.
El exalcalde de Pabellón de Arteaga además de ser un aunténtico desconocido desperdició la estructura de esta partido político que se conocida por ser muy disciplinada. El ahora excandidato prácticamente no realizó actividades de proselitismo e incluso los candidatos de otros partidos políticos junto con el electorado cuestionó no una vez, sino muchas qué sí estaba en campaña porque no se le veía por ningún lado.
El análisis se realiza ya en el seno de todos los partidos, y uno de ellos es Nueva Alianza que ya esta convencido que el ir solo les otorga buenos dividendos, ahora el quid del asunto estriba en la sabia elección de los perfiles para los próximos procesos que les permita consolidarse como la tercera fuerza política en esta entidad.